BLOG

Reformar un baño pequeño

Sin duda a todos nos encantaría tener un baño enorme pero por lo general, no suele darse mucho ese caso. Es por eso que queremos darte algunos consejos previos a la reforma de tu mini baño.

Lo primero en lo que tienes que fijarte es en la forma que tiene tu estancia, ya sea alargada o cuadrada. Es importante que elijas una buena distribución de todos los elementos. Así, un truco que suele funcionar es que si tu baño en alargado, pongas los elementos en un una sola pared. Si por el contrario es cuadrado, te recomendamos que los distribuyas en forma de “L”.

Una vez que hayas distribuido los elementos, podemos pasar a la elección de los colores. Elige una paleta de colores claros, que dan una sensación de más luminosidad y por ende, de más espacio.

Para el suelo, elige plaquetas de gran tamaño y a ser posible, del mismo color que las baldosas de las paredes. Esto hará que el baño se vea más despejado y amplio.

Utiliza espejos de gran tamaño, que serán grandes aliados para duplicar tu espacio y recorrido visual.

Ayúdate de una iluminación general y coloca puntos de luz en sitios claves como el lavabo. E importante: que sea luz blanca, que se asemeja más a la luz natural.

Por supuesto, cambia tu bañera por una ducha y opta porque sus puertas sean correderas, con lo que te evitarás obstáculos a la hora de abrirla. Ahorrarás mucho espacio, no sólo físico sino también visual.

Instala un inodoro suspendido y renuncia al bidé.

Verás qué resultado. Estamos seguros de que te sorprenderá.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on google
Share on whatsapp