BLOG

Duchas con efecto lluvia

Relajantes y decorativos: analizamos las ventajas de este tipo de rociadores que encajarán en cualquier estilo de baño.

 

shower

 

Las duchas tipo lluvia son decorativas
Las duchas con efecto lluvia no solo transforman el ritual diario de aseo en algo mucho más agradable, sino que son muy decorativas. El cuarto de baño es cada vez más un ambiente destinado al cuidado personal y al bienestar. Cabe destacar los rociadores empotrados en el techo, que proporcionan una imagen más minimalista y depurada que las duchas convencionales.

Hoy en día no solo se busca la funcionalidad en el baño, sino también cuidar la estética de todos los elementos que lo integran para crear un ambiente agradable.

 

doble-ducha

Teniendo en cuenta que esta estancia se reforma de media cada 15 años, lo ideal es apostar por una ducha con efecto lluvia, que tiene un diseño del que no nos cansaremos rápidamente.

 

Las duchas tipo lluvia proporcionan más relajación
Apoyándose en el efecto relajante del agua sobre el cuerpo, este tipo de rociadores están diseñados para envolver al usuario. Los rociadores con efecto lluvia hacen de la ducha diaria en un auténtico placer. Estas piezas proporcionan una sensación única de frescura y relajación, porque nos envuelven en un manto de lluvia fina.

Algunos de los últimos modelos incluyen programas de cromo-terapia y aroma-terapia que se activan con mando a distancia. Como cada persona busca una sensación distinta en su ducha diaria, hay diferentes tipos de chorros: desde suaves a más potentes y revitalizantes.

Baños vanguardistas para las ultimas generaciones.
Baños vanguardistas para las ultimas generaciones.

 

Las duchas tipo lluvia son un producto sostenible
Estos rociadores de ducha disponen de mecanismos que limitan el caudal de agua sin que ello implique pérdida de confort para el usuario. ¿El resultado? Un producto ecológico y sostenible, que contribuye al ahorro de agua.

 

Las duchas tipo lluvia son fáciles de instalar
Los rociadores con efecto lluvia admiten diferentes tipos de presentación, todos de fácil instalación. Pueden estar integrados en una columna de ducha o en una de hidromasaje, pero también pueden funcionar como piezas independientes que se empotran directamente en la pared o en el falso techo.

Aunque se puede instalar un rociador de techo en la bañera, las piezas de techo son las mas prácticas, porque no es necesario que exista una pared que la sujete.

Captura de pantalla 2018-12-11 a las 10.18.25

Además, maximizan el baño con independencia de los metros del baño, pues no solo no restan espacio útil, sino que ofrecen mayor libertad de movimientos.

Hay modelos y precios de ducha tipo lluvia para cada estilo de baño
Cuadrados, circulares o rectangulares: los últimos modelos se caracterizan por sus amplias dimensiones, con piezas que llegan a superar el metro de anchura, así como por su mínimo grosor –algunos diseños tan solo tienen 2 mm.

Frameless-shower-screen

Sobre los precios de las duchas tipo lluvia, el abanico es amplio. Se pueden encontrarse versiones circulares de pared de 26 cm de diámetro por unos 20 €. En el extremo opuesto, la marca Axor cuenta con diseños cuadrados de 72 x 72 cm empotrados a techo y con luz incorporada por unos 5.000 €. Roca tiene en su catálogo piezas rectangulares de techo de 40 x 50 cm por unos 350 €; mientras en la firma Jacuzzi hay modelos de pared de 22 x 43 cm con sistema antical por unos 825 €. En Hansgrohe se pueden encontrar duchas murales rectangulares de 46 x 30 cm en blanco y cromo por unos 1.500 €, y, finalmente, en Tres hay duchas empotradas a techo de 50 x 50 cm con cromoterapia, por unos 2.000 €.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on google
Share on whatsapp
Todas las entradas