BLOG

Cómo arreglar un grifo que gotea

Por lo general las griferías monomando son muy duraderas pero es posible que empiece a gotear de una día para otro. Lo más habitual es que se trate de cambiar el cartucho cerámico, sin más. ¡Apunta cómo hacerlo!

  1. Hazte con un recambio de la misma marca y modelo de tu grifo.
  2. Cierra la llave de paso del agua caliente y fría.
  3. Quita el embellecedor que tiene tu grifo ayudándote de un destornillador y con cuidado de no arañarlo. Esta “tapita” oculta el agujero por el que se accede a la llave que une la pieza giratoria del monomando al grifo.

4. Saca la pieza giratoria del grifo monomando, así como un aro que está debajo de la pieza del mando.

5. Sujeta el grifo con una mano y con la otra desenrosca la cabeza del cartucho cerámico.

6. Saca el cartucho que está estropeado y pon el nuevo, respetando la posición que éste ya tenía.

7. Monta de nuevo el grifo. Coloca de nuevo el embellecedor que oculta la cabeza del grifo y el que oculta el orificio. Verás qué sorpresa te llevas: ¡Ya no gotea!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on google
Share on whatsapp