Lo  ideal para cualquiera seria tener un baño en cada dormitorio, un lujo del que no todos podemos disfrutar.

En el caso de la imagen se ha tirado parte del tabique de la pared para unirlo al baño, consiguiendo un dormitorio abierto y muy cómodo ya que puedes ir al baño nada más levantarte de la cama.

Al elegirse el mismo azulejo y misma tarima en las paredes del baño como las de la habitación se consigue homogeneizar el espacio y convertirlo en una estancia ideal para el descanso y relax.

Integrar el baño en la habitación
Integrar el baño en la habitación